Cantoria

Al pie de los Filabres, bajo una naturaleza rica y bella que llega hasta el mismo pueblo, Cantoria es ya un pueblo del mármol, como corresponde a su ubicación y al impulso que la industria de esta piedra noble ha tenido en toda la comarca. Con restos prerromanos y romanos (la línea Oria-Cantoria marcaba la división del Almanzora en época romana), es en la España musulmana cuando Cantoria empieza a jugar un papel destacado en la historia, como demuestra el que fuera villa fortificada y con un castillo descrito como “espacioso, elevado e inaccesible”. 

La rica Cantoria musulmana de importante vega y notable comercio dejó huella, hasta el punto de ser uno de los puntales en la guerra por la rebelión de los moriscos, justo antes de que la villa cambiara su emplazamiento de entonces, sobre el mismo río, frente al actual. Encabezados por Abennaix, los moriscos de Cantoria (que eran la clara mayoría d ela población) resistieron de tal manera al Marqués de los Vélez y su importante ejército, que tuvo que tomar el mando de la operación Juan de Austria en persona para doblegarlos, “más por el hambre que por la lucha”, como se ha escrito, y las consecuencias de la batalla, unidas a las secuelas del terremoto de décadas antes, aconsejaron crear la nueva Cantoria enfrente de una ubicación a la que se había privado de una parte importante de la población, expulsada del reino de Granada por orden de Felipe II. 

Como sucedió en todo el Reino, la expulsión de los moriscos cambió la vida y hasta la fisionomía de pueblos y ciudades, y en el caso de Cantoria culminó con la construcción de una nueva villa, lo que explica que el núcleo urbano tenga un planeamiento que sorprende por su homogeneidad y coherencia y que tiene como centro de gravedad la plaza. La comentada buena organización urbanística, la presencia de casas señoriales que hacen gala de una excelente forja y rejería en ventanas y balcones, una maciza iglesia neoclasizante del XIX que preside la amplia plaza y el teatro Saavedra, uno de los más importantes de la provincia, son los mayores atractivos que el viajero encuentra en una villa despejada y limpia que cuenta, en sus afueras y sobre una colina que la realza, con una bonita ermita del siglo XVII en buen estado de conservación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons