Chirivel

De las muchas distintas Almerías que forman esta provincia tan variada en paisajes y vida, la comarca de los Vélez es, por así decirlo, la Almería más distinta. Para darse cuenta de ello, solo hay que acceder a Chirivel desde el Almanzora, cuando, sierra de las Estancias arriba hacia el Saliente, la sequedad del suelo se advierte más parda de la que se va quedando atrás. Todo cambia cuando se llega a los Vélez. 

Cambia el clima, que de mediterráneo pasa a ser continental. Cambia el paisaje, de tierra más parda y vegetación más intensa. Cambia el relieve, que es el de un amplio altiplano entre las sierras. Y cambia el paisaje urbano, porque se impone el elemento castellano. 

Chirivel nos da ya la medida de ello. Es un pueblo sencillo, limpio, organizado, de fachadas con aberturas preparadas para el frío, con tejados, con un frondoso parque que nos dan, en efecto, la sensación de una Almería completamente distinta. Chirivel es almeriense y andaluza por su intensa cal, pero podríamos perfectamente encontrarla en las proximidades de cualquier sierra de las dos Castillas. Sus alrededores, históricamente ricos en cereales, su vegetación de álamos, sus árboles en general complementan esta visión. 

Con algunos interesantes caserones señoriales, Chirivel es, sin embargo, un pueblo de arquitectura mucho más sencilla y humilde que los dos vecinos Vélez, como corresponde a un pueblo cuya historia tras la Reconquista fue la de un asentamiento de casas de labranza, aunque la vida del pueblo se remonta a la prehistoria y alcanza su primera gran presencia en época romana, cuando fue el punto más importante del norte de la provincia, el paso natural del levante hacia Andalucía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons