Laujar de Andarax

No es exagerado considerar a Laujar de Andarax como uno de los pueblos más interesantes y de más rica historia de la provincia de Almería. 

Al pie del cerro de Almirez y sobre el valle que forma el río Andarax, las proximidades del nacimiento de éste, Laujar es, ante todo, un pueblo que impresiona por sus vistas. Sierra Nevada a su espalda, las cumbres más altas de sierra de Gádor enfrente y un valle rico de matices a sus pies hacen de Laujar un balcón privilegiado. 

Capital de las alpujarras almerienses, Laujar destaca en todas las que podemos considerar “características de lo alpujarreño”. Laujar rinde, de entrada, culto al agua, como demuestran las dieciséis fuentes (o pilares) que llenan la villa o las instalaciones que rodean el nacimaiento del río, de siempre uno de los espacios naturales preferidos por los almerienses y ahora, con la recientemente inaugurada infraestructura turística, importante opción de futuro para el municipio. 

Pero no es sólo el culto al agua, sino también el buen hacer agrícola, tan árabe y morisco, base de la vid que está permitiendo una producción de vino que constituye ya una importante realidad económica y una prometedora opción de desarrollo. El viñedo se ha convertido en el principal producto de la tierra y el apoyo al desarrollo dado por el programa LEADER empieza a recoger sus primeros frutos no sólo en las bodegas, sino también en la ya nombrada villa turística o en las industrias cárnicas que están desarrollándose en la zona. 

Culto al agua, aprovechamiento al máximo de la tierra y toda una historia. Laujar de Andarax fue la última residencia, antes de viajar a Africa, de El Zagal, el último rey de la Almería musulmana, el que entregó Almería, Baza y Guadix a los Reyes Católicos en 1489. Y Laujar fue también la última residencia del último rey nazarí, Boabdil, que, entregada Granada, se estableció en la taha de Andarax antes de partir a su exilio africano. Estos hechos marcaron la historia de Laujar, última capital del reino de Almería, última capital del reino de Granada, última capital de Al Andalus en suma. Por eso sufrió con más intensidad que otras villas la obligada cristianización tras la Reconquista, aquel proceso de intolerancia que provocó la sublevación de 1500 (a consecuencia de la cual fue incendiada la mezquita con la población refugiada en su interior) y, después, en 1568, la rebelión de los moriscos, la antigua población musulmana humillada y obligada a convertirse formalmente la cristianismo. En Laujar fue proclamado rey Aben Humeya y en Laujar, por lo tanto, surgió la última esperanza para el respeto a unos españoles de creencias distintas a los que habían vencido la larga guerra civil que fue la Reconquista. Pero en Laujar de Andarax fue traicionado Aben Humeya, en Laujar fue asesinado por dos de sus oficiales y en Laujar, por lo tanto, acabó aquel efímero sueño. 

En aquellos hechos se inspira la obra más emblemática del principal escritor que le ha dado Almería a la historia de la literatura en español, Francisco Villaespesa, el conocido drama “Aben Humeya”. Francisco Villaespesa, nacido en Laujar en 1877, fue uno de los principales poetas modernistas y uno de los más emblemáticos y populares escritores de principios del siglo XX. Máximo animador de las tertulias madrileñas, fundador de varias revistas literarias y empresario teatral en Méjico, Villaespesa fue autor admirado por los importantísimos escritores de su generación (Rubén, Machado o Unamuno) o de la siguiente, Federico García Lorca. Fallecido en Madrid en 1936, su casa, asomada al valle, es uno de los más bonitos lugares de un pueblo que posee, también, una gran riqueza arquitectónica. 

La iglesia mudéjar de la Encarnación, del XVII, aporta un interesante retablo barroco y algunos lienzos y pinturas en cobre de la escuela holandesa. El ayuntamiento, de 1792, es otro destacable edificio y domina la plaza mayor de la Alpujarra. Consta de tres plantas de tres arcos cada una, está construído en ladrillo cocido y lo remata un frontón en cuyo centro destaca un reloj y sobre el que se levanta una espadaña de estructura metálica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons